full screen background image

Transporte en regiones, un problema incómodo

El transporte en regiones difiere de la realidad que existe en el Gran Santiago, principalmente, por la fuerte transformación de que está siendo objeto. Problemas en la distribución de los fondos asignados a regiones por la Ley de Subsidio al Transporte Público (20.378), falta de infraestructura de movilidad y la relevancia que ha cobrado el automóvil, están entre los principales dolores de cabeza del sector.

“Los problemas del Transantiago en los últimos años, provocaron una ralentización de la modernización del transporte público en regiones. Muchas de estas ciudades tienen buses antiguos, de muy mala calidad, con conductores que no tienen buenas condiciones laborales y vehículos que no están diseñados bajo los requerimientos de la accesibilidad universal”, señala Alejandro Tirachini, académico del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Chile.

A esto se suma la falta de vías exclusivas, ciclovías, paraderos y conectividad intermodal. “Son temas que debieron haberse resuelto en la última década, y que lamentablemente no se ha hecho. Además, los fondos del subsidio deberían estar alineados hacia este sector, para tener buenos sistemas de transporte en regiones”, diche Tirachini.




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *